Historia

En el mes de Mayo del año 2002, adquirimos a Petromóvil “La Esperanza”. Para ese entonces La Esperanza contaba ya con dos décadas operando en el mercado de combustibles. De esta forma consolidamos nuestra posición en el sector ampliando nuestra participación de mercado.

En agosto de ese mismo año inauguramos nuestras oficinas en Santiago, para brindar así un servicio más eficiente a todos nuestros clientes de la zona norte del país, garantizando un abastecimiento justo a tiempo. En el año 2011, luego de una ardua labor para alcanzar nuestra posición en el competitivo mercado de los combustibles, nos convertimos en distribuidora de combustible, lo que es una ventaja competitiva y, una garantía de servicio y calidad para nuestros clientes.

Misión

Entregar soluciones integradas de combustibles, con un compromiso permanente de excelencia para nuestros clientes internos y externos, buscando siempre satisfacer sus necesidades y expectativas, con niveles de rentabilidad y productividad que permitan la retribución adecuada a los miembros de nuestra organización y a la sociedad en general.

Visión

Convertirnos en la Petrolera número 1 de la República Dominicana, contribuyendo al desarrollo sostenible de nuestro país y, fortaleciendo relaciones a largo plazo con nuestros clientes constituyéndonos en socios estratégicos. A la vez que seamos un referente de buenas prácticas para la sociedad en general.

Valores

Nuestras prácticas están alineadas al profundo sentido de Responsabilidad que tenemos con nuestra sociedad, empleados y clientes, basándonos en principios de Honestidad e Integridad con un fuerte apego a las normas Éticas. Comprometidos siempre con la Excelencia de brindar un servicio que satisfaga las necesidades de nuestros clientes.